megafon

02/05/17 > Los Trolls ese nuevo actor social

 

En la columna de hoy hablamos de los Trolls, ese nuevo actor social generador de opinión y de noticias, que ha cobrado un protagonismo inusitado inundando las redes sociales generando controversia en diferentes campos de la comunicación.

 

¿Qué es un Trolls? Trolls es un término noruego que referencia a una criatura mitológica, es un ser que vive en cavernas y regiones boscosas. En la versión mundana  los Trolls son aquellas personas que buscan provocar de manera intencionada a otros usuarios a través de disparidades, generando debates sin sentido, mediante insultos y agravios.  Ahora bien, ¿Por qué sostenemos que es un actor? Denominamos actor a todo sujeto, grupos, organizaciones y líderes, formales e informales, que operan en un entorno determinado. Es todo aquel que posee determinados recursos (simbólicos, financieros, sociales, culturales, técnicos, etc) que le otorgan poder para mediar y operar en la realidad.

Dicho esto, podemos identificar a los Trolls como aquellos sujetos que se ocultan bajo una identidad falsa, utilizando cuentas de correos y perfiles que no les son propios sino creados para tal fin, con el objetivo de desviar el tema de discusión en un foro o posteo, desacreditar a una persona, emitir mensajes violentos o generar noticias falaces.

Pareciera que su razón de ser se encuentra justificada bajo lemas comunicacionales o como estrategia política para instalar temas de discusión, generar nuevas polémicas o agitar la virulencia y el irritamiento. Si lo pensamos en términos políticos, se han transformado en la estrategia comunicacional con la cual dar a conocer determinadas tendencias, contrarrestar la opinión de la oposición e instalar noticias falsas.

Pero su existencia también está preocupando a las marcas comerciales, con opiniones acerca de los productos que desacreditan la calidad y competitividad en el mercado del mismo.

Algunos sitios web ya han tipificado a los Trolls y realizaron la siguiente lista con el fin de detectar ante qué tipo de Trolls estamos dependiendo de las circunstancias y su intromisión:

  • Los meticulosos: aquellos que están a la espera de un mínimo error en la publicación para aprovecharse de ello y divulgarlo
  • Los graciosos: de mayor ingenuidad pero no por ello molestos, están atentos de generar un paso de comedia con cada publicación
  • Los hackers: aquellos que amenazan con hackear cuentas pero no llegan a concretarlo.
  • Los disruptivos: de los que más encontramos habitualmente. Escriben mensajes que están por fuera del tema de discusión del posteo.
  • Los agresivos: sus respuestas siempre tienen un gran componente violento, cargado de cinismo y de frases hirientes.
  • Los expertos: dicen conocer sobre un tema, ser expertises en ello, dan opinión sin tener conocimiento cabal sobre el asunto que se está tratando.

Ahora bien, ¿cómo podemos controlar a un Trolls? La misma página consultada da una serie de tips para poder alejarnos y racionalizar…

  1. Para las marcas comerciales es necesario identificar que es un trolls y no una serie de usuarios que están disconformes con el producto.
  2. Tratar de ponerse en contacto con él
  3. No alimentarlo: En particular no generar una serie de respuestas sin sentidos, discusiones inútiles que no conducen a una reflexión productiva.
  4. Si estamos frente a páginas de organizaciones, entidades o comerciales, postear las normas de convivencia es una buena estrategia. En caso de no respetar las normas se bloquea y denuncia al usuario.

Podríamos concluir que los Trolls tienden a perdurar más que a desaparecer, por lo tanto nos queda estar atentos, no persuadirnos, ni seguir el hilo de conversación con ellos, es la mejor forma de no alimentarlos.

Compártelo en:
Ingreso al Aula Virtual
×