formarnos

El Campus Virtual UNLa: Un proyecto de gestión innovadora

Publicado en las MEMORIAS CONGRESO INTERNACIONAL DE INNOVACIÓN EDUCATIVA (CIIE) 2019

 

<<<Por Laura Virginia Garbarini y María Sol Quiroga>>>

 

Resumen

Esta ponencia reflexiona acerca de la experiencia de gestión llevada adelante por la Dirección del Campus Virtual dependiente del Vicerrectorado de la Universidad Nacional de Lanús, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

La misma se enmarca en un proyecto institucional que promueve la construcción de una “ciudad del conocimiento” que supere la idea de “universidad claustro” y articule localmente a los productores de saberes científicos, socioculturales, tecnológicos y políticos.

Dentro de este proyecto, desde la Dirección del Campus Virtual se ha planteado un modelo pedagógico desarrollado en un entorno virtual, en el cual la construcción de las propuestas educativas, al igual que en la modalidad presencial, está basada en los principios rectores de la actividad académica de la UNLa: la transdisciplinariedad, la problematización de los saberes y la modalidad de trabajo en taller.

En este trabajo se desarrollarán las principales características del modelo de gestión propuesto para llevar adelante el proyecto institucional, haciendo énfasis en la descripción de un Programa de Reflexión y Sensibilización del uso de las TIC en la Enseñanza Superior (P.Re.Sen.T.E. UNLa), cuya implementación creemos ha fortalecido, tanto la propuesta educativa de calidad en la institución, como la democratización de la enseñanza y la inclusión social.

 

Palabras clave: universidad, campus virtual, gestión innovadora, transversalidad

 

  1. Introducción

La Universidad Nacional de Lanús es una universidad pública y autónoma de la República Argentina. Creada en 1995, se caracteriza por estar establecida en el conurbano

de la Provincia de Buenos Aires, zona suburbanizada a partir de la industrialización por sustitución de importaciones, cuyo crecimiento en la década de 1930 le otorgó un perfil particular. Escenario de radicación de migrantes internos sobre una población de inmigrantes ya

asentada, presenta una alta densidad de población por estar ubicada cerca del acceso a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, se caracteriza por una alta densidad institucional, compuesta por gran cantidad de organizaciones civiles, culturales, educativas, recreativas,

pequeñas y medianas empresas, que generan un entramado social que enriquece las posibilidades de vinculación y articulación.

Así, desde sus inicios la UNLa se ha considerado a sí misma como una universidad urbana y comprometida con el medio local y con la resolución de los problemas regionales y nacionales.

Desde sus inicios, la comunidad académica que integra nuestra universidad ha reflexionado sistemáticamente sobre el modelo institucional y su inserción en un contexto de cambio.

 

  1. Desarrollo

2.1 Marco teórico

En la actual sociedad del conocimiento, la integración de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje influyeron en la transformación de la idea de educación a distancia.

Siguiendo a Beatriz Fainholc (1999) la educación a distancia puede definirse a partir de dos elementos principales: la separación física del profesor y el estudiante, y el control volitivo que el estudiante asume del proceso de aprendizaje. Desde sus comienzos en la era industrial moderna, las propuestas de la EaD utilizaron los medios tecnológicos disponibles para generar las mismas condiciones que se daban en el aprendizaje presencial (envío de materiales por correspondencia, la radio y más adelante la televisión).

Con el desarrollo de Internet, un primer momento estuvo marcado por el uso del correo electrónico, lo que permitía una llegada más rápida y eficaz de los materiales de estudio, aunque el modelo pedagógico tradicional no se vio sustancialmente modificado (clases expositivas

donde el docente era considerado el único depositario del saber). Más adelante, el advenimiento de las plataformas de aprendizaje marcó un verdadero cambio en la concepción de la EaD, ya que ofrecen la posibilidad de publicar materiales de distinto tipo y en diversos formatos,

y crear espacios de comunicación e interacción entre los estudiantes y el docente.

E-learning y educación virtual fueron conceptos que se utilizaron para denominar estas nuevas formas de acercarse al conocimiento y promover procesos de aprendizaje a distancia.

En este contexto, son los desarrollos de la denominada web 2.0 los que abren una nueva etapa transformando completamente el modelo de la EaD, a punto tal de no concebir el uso de las tecnologías con el fin de “acortar la distancia”, propio del modelo original de la EaD, sino en

proponer un nuevo escenario que permita el desarrollo de los procesos de construcción del conocimiento a través de la interacción entre pares con las fuentes de información. Cabe resaltar que la diferencia entre la web 1.0 y la 2.0 radica en el hecho de que ésta última es interactiva y

se fundamenta en la participación, la colaboración, la producción conjunta y compartida de conocimientos; impregnando las propuestas educativas.

En este sentido, Lorenzo García Aretio (2007) clarifica la idea de educación a distancia desarrollada en el contexto de Internet. Argumenta que la educación a distancia no excluye el aula tradicional, aunque eso no signifique que ambas modalidades posean lógicas similares. Los

canales de comunicación y los recursos en los que se ha apoyado la educación a distancia desde sus inicios daban por supuesta la separación espacio-temporal, por lo que la interacción entre los agentes principales era sumamente limitada. De ahí que las metodologías no presenciales fueran consideradas por muchos una enseñanza de segunda clase. La separación física no implica necesariamente una desvinculación funcional cuando el marco de acción se traslada al ciberespacio.

Así, la educación virtual puede darse en cualquier lugar y momento sin recintos precisos ni cerrados, sin que los aspectos temporales y geográficos sean un obstáculo. Por lo tanto, las tecnologías digitales hoy crean nuevos espacios para la interacción educativa, permitiendo

trascender el papel de auxiliar didáctico que usualmente se le asignaba a la tecnología educativa. Dejan de ser solo un medio o recurso didáctico para convertirse en un espacio material, simbólico y social en el que sedesenvuelven las acciones educativas con una impronta participativa y constructivista.

Autores como el sociólogo Jeremy Rifkin, advierten que habría que centrar la atención en las nuevas prácticas culturales y mentalidades que han madurado alrededor de las nuevas herramientas y plataformas tecnológicas, como puede observarse en la web 2.0, con un papel más activo del usuario, que se transforma de consumidor en prosumidor. (Rifkin, 2014).

En esta misma línea, y para relacionar estos cambios complejos en la educación, Julio Cabero Almenara propone incorporar la tecnología a la educación desde tres posiciones que el autor denomina “TIC”, “TAC” y “TEP”. (Cabero Almenara, 2015).

Desde la perspectiva de las TIC (Tecnologías de la información y comunicación), los recursos tecnológicos son percibidos como facilitadores para la transmisión de información y adaptables a cualquier situación de enseñanza, independientes de las características de los estudiantes, pudiendo conseguir con ellos una verdadera formación audiovisual, multimedia e hipertextual. Desde esta posición, los conocimientos que el docente debe tener para su utilización se centran en la vertiente tecnológica e instrumental, destacándose su visión transmisora.

Desde la posición de las TAC (Tecnologías para el aprendizaje y el conocimiento), se piensa la tecnología como un instrumento facilitador del aprendizaje, con el objetivo de aprender de manera significativa.

Lo importante en esta visión es qué estrategias y metodologías se aplicarán para alcanzar los objetivos previstos y crear nuevas escenografías de comunicación para el aprendizaje,  reflexionando cómo puede usarse la tecnología para modificar la práctica docente.

Desde la posición de las TEP (Tecnologías para el empoderamiento y la participación), se trataría de percibirlas como instrumentos para la participación y la colaboración entre docentes y estudiantes, que además no tienen que estar situados necesariamente en el mismo espacio y tiempo. Se parte de la perspectiva que el aprendizaje tiene una dimensión social, y que la formación implica aprender en comunidad y ser capaz de interactuar y colaborar para construir el conocimiento. En este sentido, es importante tener en cuenta que el aprendizaje ya no se

produce solamente en las instituciones educativas, sino que es cada vez más ubicuo; de aquí que la función de las instituciones educativas sea hoy la de integración de diferentes aprendizajes que se producen en contextos diferenciados. Supone también que docente y estudiante sean más proactivos, y por tanto no solo consuman información, sino que también la creen.

Desde el Campus Virtual de la Universidad Nacional de Lanús, y en consonancia con los citados especialistas, se reconoce la complejidad de la relación entre la adopción de propuestas tecnológicas y las prácticas educativas, por la que se debe tener en cuenta tanto la relacionada

con los recursos (materiales y humanos), como con la formación docente o con iniciativas de política educativa.

Se asume también que incorporar dichas propuestas no es suficiente para mejorar la calidad de la educación. El avance e impacto de la esfera tecnológica en todo el sistema social exige una revisión continua de las condiciones y de los escenarios en los que la mencionada relación se establece y también adoptar un pensamiento en prospectiva que permita anticipar los cambios posibles en las instituciones educativas y en sus actores.

 

2.2 Descripción de la innovación

En este marco, el Campus Virtual UNLa se crea con la finalidad de acompañar el proceso de crecimiento y desarrollo de las ofertas académicas de la universidad -tanto trabajando sobre las propuestas ya existentes como promoviendo a la vez nuevas propuestas formativas de modalidad a distancia- y en particular, fomentar el uso de aulas virtuales como una extensión de las instancias presenciales (aula extendida).

El Campus Virtual de la UNLa es centralizado y transversal a los Departamentos y Secretarías, con los cuales trabaja articuladamente para optimizar las propuestas a distancia de la universidad.

La construcción de sus propuestas educativas, al igual que en la modalidad presencial, está basada en algunos de los principios que rigen la actividad académica de la universidad: la articulación de saberes, la problematización y la modalidad de trabajo en taller. Ellos traducen la idea de “priorizar la democratización del conocimiento” y han quedado expresados en el Proyecto Institucional de nuestra universidad.

Consideramos que las tecnologías digitales cumplen el papel de ampliar las redes de producción y transmisión de conocimiento y por inspirar la creación de ámbitos renovados para el trabajo académico entre docentes y estudiantes. En cuanto al colectivo docente, la inclusión de dichas tecnologías permite generar procesos de reflexión, en torno al sentido, la significación y las maneras de diseñar propuestas educativas capaces de enriquecer el marco actual de las prácticas universitarias.

Es posible afirmar que la inclusión de las tecnologías en las experiencias educativas abre oportunidades para que los docentes puedan interpelar su propio quehacer y el de otros, en pos de transformar las prácticas de enseñanza en la universidad. (Davini, 2015).

 

2.3 Proceso de implementación de la innovación

Este proyecto de gestión otorga suma importancia a la capacitación de los docentes en lo referido al diseño y planificación de entornos virtuales, a la inclusión de herramientas digitales que enriquezcan las prácticas de enseñanza, tanto presenciales como a distancia, y a la gestión de las aulas virtuales. Con este fin, el Campus Virtual UNLa ofrece capacitaciones en forma presencial y virtual y ha puesto en marcha un programa que ha denominado “P.RE.SEN.T.E. UNLa” – “Programa de reflexión y sensibilización sobre el uso de las TIC en la enseñanza superior universitaria”.

A través de “P.RE.SEN.T.E. UNLa” el Campus Virtual UNLa tiene la intención de fortalecer su tarea de acompañamiento para la inclusión en los entornos virtuales, de aquellas carreras y docentes que deciden ofertar cursadas con modalidad a distancia o de aquellas otras que opten por aulas extendidas para enriquecer la experiencia presencial.

Son objetivos de este programa:

– Generar instancias de actualización sobre las herramientas tecnológicas disponibles para llevar adelante las propuestas de enseñanza en la UNLa.

– Instalar un proceso de sensibilización permanente sobre el uso de las TIC en el ámbito de la educación universitaria del siglo XXI.

– Afianzar las relaciones intra-institucionales para el aprovechamiento de los recursos tecnológicos y humanos que permitan mejorar, profundizar y fortalecer el trabajo institucional sobre esta problemática.

Este programa ha organizado, además, diversas instancias de capacitación con objetivos acordes a los contenidos desarrollados en cada uno. A saber:

– Gestión de aulas virtuales: es una instancia destinada a docentes. Se trata de una capacitación donde se trabaja sobre el diseño de un aula virtual en la plataforma educativa Moodle. Se ofrece en la modalidad presencial y a distancia y durante todo el año.

– Microtalleres: es una instancia destinada a docentes y estudiantes. Son capacitaciones de corta duración sobre temas específicos que se van actualizando año tras año. Son de cursada presencial o a distancia y dentro de un calendario específico.

– Capacitaciones personalizadas: están destinadas a toda la comunidad UNLa. Se trata de capacitaciones que surgen espontáneamente ante la necesidad de despejar dudas sobre el uso de alguna/s herramienta/s o recurso/s de la plataforma. Pueden ser individuales o grupales y presenciales o a distancia.

 

2.4 Evaluación de resultados

En el siguiente gráfico puede apreciarse la evolución en estos diez años de las aulas virtuales creadas y de los docentes capacitados en el marco del Programa “PRESENTE UNLa”:

Gráfico 1. Desarrollo del Campus Virtual UNLa

Fuente: Elaboración propia – Dirección Campus Virtual UNLa.

El seguimiento y la evaluación de los proyectos de educación a distancia constituyen elementos sustantivos pues a partir de la identificación de logros, dificultades y demandas, posibilitan problematizar, valorar y resignificar las prácticas de enseñanza y de aprendizaje mediadas

por tecnologías, así como construir planes de mejora, en  el marco de los fundamentos y lineamientos establecidos en el proyecto institucional de educación a distancia.

El objetivo central de la evaluación que propone dicho proyecto es conocer los alcances, transiciones y problemas de las prácticas de educación a distancia, lo que implica visibilizar cuestiones vinculadas con el uso y apropiación pedagógica de las tecnologías y su impacto en las actividades académicas, para generar reflexión y debates que conduzcan a propuestas de mejora. Supone procesos de autoevaluación, evaluación diagnóstica, formativa y sumativa orientados a detectar necesidades y demandas, logros y efectos no previstos de la implementación, flexibilizar, ratificar o rectificar líneas de acción y apuntar al mejoramiento continuo. Considerada como una herramienta que permite a la institución fortalecer la calidad de los proyectos de Educación a Distancia, la propuesta de evaluación configura una práctica reflexiva que posibilita revisar las condiciones y los escenarios reales en donde se establecen las relaciones entre docente, estudiante, conocimiento y tecnología y anticipar de este modo, los cambios que promueven la igualdad de oportunidades y la excelencia.

 

  1. Conclusiones

Existen potencialidades institucionales que en nuestra universidad fortalecen las propuestas en la modalidad a distancia. Entre ellas pueden destacarse las decisiones de innovación y desarrollo del parque tecnológico; la incorporación de profesionales de distintos campos disciplinarios; la permanente ampliación de la oferta académica, y especialmente, los procesos de reflexión compartida e interdisciplinaria que van acompañando los cambios y transformaciones de orden tecnológico, comunicacional y pedagógico, que permite el hecho de ser el Campus Virtual una Dirección transversal a los Departamentos Académicos. Éstos se observan tanto en la reconceptualización de los espacios de intervención inicialmente previstos como en sus producciones.

Respecto a las dificultades a superar, cabe aún ampliar y fortalecer un conjunto de acciones que convoquen a mayor número de docentes a la participación en experiencias educativas con inclusión tecnológica, pues con ellas se abre la oportunidad de redefinir los modos de operación con el saber que se privilegian en la cultura universitaria. Todas éstas son cuestiones sobre las que la institución debe seguir trabajando en una articulación intra-institucional, privilegiando el diálogo al interior del colectivo docente.

 

Referencias

CABERO ALMENARA, J. (2015). Reflexiones educativas sobre las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Tecnología, Ciencia y Educación. Revista de carácter científico multidisciplinar, 1, 19-27.

DAVINI, M. C. (2015). La formación en la práctica docente. Colección voces de la educación. Buenos Aires. Paidós.

FAINHOLC, B. (1999). La interactividad en la educación a distancia. Ed. Paidós. Buenos Aires.

GARCÍA ARETIO, L. (Coord.); RUÍZ CORBELLA, M.; DOMÍNGUEZ

FIGAREDO, D. (2007). De la educación a distancia a la educación virtual. Ed. Ariel. Barcelona.

RIFKIN, J. (2014): La sociedad de coste marginal cero: el internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo, Barcelona, Paidós.

 

Reconocimientos

Esta experiencia de gestión es llevada adelante gracias al acompañamiento de un equipo de trabajo interdisciplinario que de manera articulada desarrolla actividades de enseñanza, investigación y cooperación. Gracias a este equipo es posible pensar en una gestión innovadora, va para el mismo un reconocimiento especial.

Pueden consultarse las actividades desarrolladas por el Campus Virtual UNLa en el siguiente enlace: http://campus.unla.edu.ar/