megafon

Scratch como posibilidad para la creación y el aprendizaje

 

Este martes en nuestra columna en Feria Franca, hablamos sobre la importancia que adquieren los videojuegos creados por los usuarios jugadores. En este sentido haremos referencia a Scratch como sitio abierto y gratuito que permite tanto a niños como adultos ser artificies de sus propios juegos sin tener conocimiento de programación alguno.

En ediciones anteriores de nuestra columna hemos abordado el tema de la Gamificación como estrategia para el aprendizaje.  Recordemos que al hablar de este concepto estamos haciendo alusión a las mecánicas del juego digital que favorece la adquisición de determinados contenidos conceptuales, pero también pueden ser utilizados para mejorar habilidades motoras y cognitivas, descubrir estrategias de acción para la toma de decisiones, estimular el trabajo colaborativo, y la concentración, entre otras  posibilidades.

Cabe destacar la importancia que poseen los juegos en general, dado que favorecen al espacio de constitución subjetiva, como así también de sublimación y elaboración de situaciones traumáticas, al decir de Winnicott (2003) “hacer activo lo vivido pasivamente”[1].

Entonces cobra más fuerza la idea de proponer actividades lúdicas con videojuegos. Dado que son varias las habilidades que se ponen en manifiesto: las tácticas y las estrategias de que deben desplegarse, la capacidad de anticipación, las lecturas de conjunto, las habilidades  motoras combinadas con decisiones intelectuales, la rapidez en la expuesta, el conocimiento de las posibilidades de los otros  (juegos en red), la capitalización de la experiencia.

Ahora bien, ¿cuál sería el salto cualitativo entre jugar videojuegos y ser artífices de los propios? La posibilidad de crear, razonar, experimentar, entender, pensar creativamente y trabajar colaborativamente, en definitiva ser el autor de historias y situaciones a la medida de los deseos y necesidades de cada usuario.  Para ello, contamos con un sitio en la web llamado Scratch, el cual le permite a cada persona programar sus propias narraciones interactivas, juegos y animaciones como así también compartirlas en la comunidad de Scratch. Lo interesante radica en el hecho que no es necesario conocer ni manejar lenguaje de programación y que en dicha comunidad comparten historias niños, jóvenes y adultos con cualquier nivel de formación, todos pueden jugar los juegos de otros o mejorarlos y/o modificarlos.

Para ampliar la idea anterior, los invitamos a ver y escuchar el relato de la experiencia de un niño de 10 años en la ciudad de Vallodolid, España, que nos ilustra cómo es esto de ser programador sin tener conocimientos de programación:

Video: https://www.youtube.com/watch?v=9hUjhIfs-bw

Para explorar Scratch: https://scratch.mit.edu/

Para escuchar el programa:

 

 


[1][1] Levy, D (2013  )Subjetividades en la era de internet. En: Entre adolescentes y adultos en la escuela” Paidos, Buenos Aires

Compártelo en:
Ingreso al Aula Virtual
×